Critica Fuera de carta

cartel2Muchas veces las comedias españolas no cuajan por culpa de guionistas y directores que piensa que solos son capaces de hacer un guión medianamente aceptable. Hace tiempo que me pregunto que por qué nuestras series cómicas acaparan la atención no sólo de la crítica nacional, sino también de la internacional y, sin embargo, nuestro cine cómico y humorístico pasa por las carteleras de medio país sin alentar ningún atisbo de éxito.

Tras ver la película “Fuera de carta” mi “bombilla” se ha encendido y he sido consciente de lo interesantes que resultan guiones hechos al más puro estilo televisivo de las Sitcom. Muchos expertos coinciden en afirmar que para hacer un buen guión cómico es necesario contar con muchas cabezas pensantes, que fabriquen chistes y aporten ideas y situaciones descabelladas en cadena, y sinceramente creo que esto es lo que han hecho los guionistas de la película que este semana os presento, y con lo que me consta, han conseguido dar en el clavo.

Considero interesante apostillar que en el caso del cine cómico, el éxito no reside ni en los presupuestos ni en las posibilidades de una producción, sino que la aceptación por parte del público depende de las mentes más o menos maravillosas que lleven a cabo el proyecto. Después de series tan míticas como “Más que amigos”, “7 vidas” o la actual “Aída” no podemos decir que no tengamos grandes talentos dentro de nuestro selecto elenco de guionistas.

Uno de nuestros mayores estandartes es el  guionista de “Médico de Familia”, “7 vidas”, “Gominolas” y “Aída”, Nacho G. Velilla, director y guionista de “Fuera de Carta”, su primer trabajo en cine, con el que ha conseguido dignificar el género cómico cinematográfico que se hace en nuestro país y demostrar a todos aquellos reticentes, que con un buen equipo de guionistas sí es posible ofrecer un producto desternillante y nada desmerecedor de una notable alabanza.

“Fuera de carta”, protagonizada por Javier Cámara y Lola Dueñas y respaldada por la brillante interpretación de Fernando Tejero arranca en Madrid, en el seno de un restaurante de alta cocina situado en el glamoroso barrio de Chueca. A su jefe de cocina y orgulloso propietario, Maxi (Javier Cámara), las cosas no le pueden ir mejor: a punto de entrar en la cuarentena, su local suena como el próximo destinatario de una prestigiosa estrella Michelín. Para alcanzar el éxito, Maxi cuenta con su equipo de cocina, que hace las veces de familia, y que no le abandonarán en ninguno de los proyectos que él pretenda emprender. Gruñón, cabezón y testarudo, el personaje que interpreta Javier Cámara acabará encandilando al público al final de la cinta, puesto que logrará ver en él su lado más humano.

escena1

La ambición profesional de Maxi se verá truncada por la aparición de Edu y Alba, sus hijos, de quince y seis años, de los que tiene que hacerse cargo debido a la repentina muerte de su madre. En los planes de Maxi no encaja el convivir con ellos, fruto de un matrimonio de escaparate y a los que tuvo que abandonar al proclamar su homosexualidad. Esto no será lo único que no encaje en su vida. La llegada de un nuevo vecino, un atractivo ex futbolista argentino, terminará de poner su vida patas arriba.

Desde mi punto de vista, Velilla consigue dar con el tempo perfecto del largometraje, que permite estar riéndote a lo largo de toda la película. Creo que las situaciones cómicas están perfectamente distribuidas a lo largo de toda la cinta, pero también considero que cuenta con un obvio telón de Aquiles, encarnado en todos esos momentos en los que el director y guionista se intenta poner trascendental o intenta adentrarse en el territorio dramático.

escena2

Los actores están todos en su sitio. Aunque me gustaría destacar el trabajo de Javier Cámara, que aunque en momentos sobreactuado, consigue hacerse con el timón de la historia y tirar del resto de compañeros que a veces flojean ante la tempestad en la que los guionistas les plantan. 

Por fin podemos disfrutar de una comedia española que te haga pasar un buen rato y punto. Por supuesto que no estamos ante una película de Goya, ni siquiera se acerca a ser una producción destacada de este último año, pero en conjunto creo que es aceptable, puesto que está tejida por una historia sólida y contada de una forma muy blanca y directa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s