Crítica Bella

bella_posterAlejandro Gómez Monteverde, debuta con Bella a nivel internacional. Una historia ambiciosa, visualmente correcta, pero desde mi punto de vista, muy floja en lo que a ejecución y argumentación respecta. Ganadora del Gran Premio del Público en Toronto en el 2006, esperaba que grandes distribuidoras se pelearan por adquirirla. Un sueño, que en este caso, no ha coincidido con la realidad: el proceso de distribución ha resultado ser tedioso y lento y ninguna distribuidora grande obtuvo sus derechos. Finalmente, y gracias al boca a boca emprendido por el equipo y todos aquellos partidarios del filme, consiguió una anhelada fecha de estreno, resultando ser una de las películas independientes más taquilleras del año.

Una vez visionada, sensaciones contradictorias invadieron mi ser. Buena y mala, sencilla y compleja, bien y mal interpretada, correcta e incorrectamente ejecutada…así podría continuar el resto de mi crítica,  condenada a la más estrepitosa incongruencia y a la más alocada sinrazón. Propia de una clara incomprensión del argumento de fondo y de una pereza “intelectualoide” que fomenta, ya en los primeros diez minutos, Bella, un proyecto independiente con el que se pretende dignificar la imagen de los latinos en Nueva York y protestar ante una de las prácticas sociales más polémicas, el aborto.

Bella es una historia romántica que va muchos más allá del amor de pareja. Se trata de un amor entre dos personas que cargan con sus respectivos dolores, traumas y frustraciones, y cuyo apoyo les devolverá la ilusión por la vida que un día perdieron. José, estrella de fútbol internacional, se encontraba en su camino para firmar un contrato multimillonario, cuando una serie de eventos desafortunados desencadenan el final de su carrera de manera abrupta. Ahora es el chef principal del restaurante de su hermano Manny. Nina, la otra cara de la moneda, es una bella mesera en dicho lugar, quien lucha por sobrevivir en Nueva York. El despido de esta última, hace que sus vidas den un giro inesperado, convirtiendo un día ordinario en una experiencia inolvidable.

Untitled-1
Una forzada historia de amor sin aparentes barreras de origen ni de idioma. Forzada por las circunstancias en las que se produce el encuentro entre los dos protagonistas: José y Nina. Una aparente casualidad unirá sus caminos. Digo aparente, puesto que es realmente obvio, de cara al espectador, que el encuentro entre ambos protagonistas no es en absoluto fortuito. El hecho de que José salga detrás de Nina no tendría explicación sino fuera porque es necesario para que la historia continúe.

En realidad, él no es responsable de su situación y por sus primeras conversaciones, ni siquiera mantenían una especial amistad. Sin embargo, no duda en arriesgar su empleo y acompañarle durante un día sin rumbo concreto y sin tener aparentemente ninguna solución que ofrecerle. Si por lo menos se intuyese el bien que hará a ambos su respectiva compañía, sus actos quedarían justificados, pero lo cierto es que eso no se descubre hasta el final de la cinta; cuando ambos narran sus traumas personales. Mientras tanto nos preguntamos el origen de dichas intenciones y los motivos que mueven a José a perseguir a Nina, a quien no duda en llevar a su casa y presentarla ante sus padres. Incongruencia, tras incongruencia.

escena2
Al film también le falta profundidad psicológica en sus conversaciones. Un aspecto que obliga al espectador a no creerse mucho las situaciones por las que ambos personajes atraviesan. Un problema quizás no tanto del trabajo de los intérpretes, Alejandro Verástegui y Tammy Blanchard, sino más bien del guión construido por el director de la historia. Traumas narrados a través de convencionalismos propiciados por la utilización de recursos como flashbacks o flasforward que mostrará los miedos y miserias de los personajes, en muchos casos no muy bien insertados en la acción.

En definitivo, aspectos que contribuyen a que piense que la historia de José y Nina no es más que una simple excusa, metida con calzador, que le sirve a Monteverde, para ir más allá del convencionalismo cinematográfico y el mero entretenimiento.  Siendo más consciente a  medida que la cinta avanza del verdadero  telón de fondo de la historia: protestar contra el polémico y controvertido acto del aborto y reivindicar la figura de los latinos en EE.UU. Intención que acabará de un plumazo con la sencillez e inocencia que en un principio anunciaba la historia.

Anuncios

4 Respuestas a “Crítica Bella

  1. Una pelicula conmovedora, si bien no es sorprendente en cuanto a su desarrollo, mientras en su transcurso te va dejando una sensación de sastisfacción, ya que encierra un gran mensaje de vida que es acompañada de una gran fotografía y guión, recomendable para pasar un buen rato y dejarse llevar…

  2. malisima, no hay quien se la trague……. tengo ganas de encontrarme a quien me la recomendo jajajaja

  3. Excelente la película!!! . Estoy esperando el estreno de la pelicula sobre San Pablo. Están en Grecia Verdad?

  4. Hacer una crítica de un texto fílmico significa hacerlo entrar en conflicto, mi crítica no se va a tratar de hacer entrar en conflicto el film llamado Bella, solo quiero abrir aquellas mentes en la cual no ven el propósito de la vida en una flor, y que al ver una mariposa en el piso creen que ya no puede echarse a volar.
    Estamos acostumbrados a ver las historias de Woody Allen y Martin Scorsese entre otros, en el que New York es el contexto de aquellas historias complicadas que hablan de obsesión, desgracias y sexo o de poder, dinero, mujeres y gánster. En este caso, Bella que es dirigida por Alejandro Gómez Monteverde es una historia emotiva, muy hermosa, una historia sencilla que engloba (con picardía) muchísimas cuestiones sanas en cuanto a la fe, y abarca esos problemas conocidos de la actualidad. Es una pieza audiovisual que llega al alma.
    Al comenzar el film escuchamos una voz en off que nos dice mientras observamos a una niña jugando en la playa “Mi abuela me decía. Si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes…” con esta frase el director nos presenta al personaje principal llamado José, quien se encuentra sentado observando a la niña, dicho personaje es Bella hija de Nina. En la escena siguiente observamos al mismo personaje pero caracterizado de forma diferente: un “don Juan”, famoso por ser estrella de Futbol (Soccer como le dicen en Estados Unidos) pero cabe destacar que la personalidad de José es especial, ya que no presenta ser egoísta en ningún aspecto.
    En el transcurso del relato tenemos varios elementos de mucha importancia, como por ejemplo en la primer escena se presenta el caracol de mar, que simboliza el poder de escuchar el interior de uno y no solo ver lo superficial, y en donde quieras que lleves aquel caracol de mar, siempre al colocártelo en el oído escucharas el mar (tu interior… tu corazón).
    Otro elemento muy importante es la mariposa, el significado de la mariposa simplifica el significado de la película. La mariposa significa no solo un símbolo de belleza, sino un símbolo de transformación. La mariposa pasa de arrastrarse por la tierra a tocar el azul del cielo. Este elemento aparece en un primer plano asentado en el accidente de la niña llamada Luchi en el cual la mariposa se encuentra en el piso con sangre y luego al final de la película observamos un barrilete con forma de mariposa volando en el cielo mientras José, Bella y Nina (madre de Bella) caminan en la playa.
    Estos elementos corren un papel muy importante en la narración al igual que el pañuelo que se compra Nina y que al final de la película José se lo pone a Bella, claramente nos demuestra el origen de la niña. Y no me quiero olvidar el papel de la Flor, que en cierta forma no está visible como un elemento de escenografía, sino que la flor es Nina semiológicamente, y que representa el propósito de vida.
    Nina es el personaje de una mujer colapsada que se encuentra dentro del gran reloj vivo que jamás se detiene, es el propósito de vida de esta historia, y que dicha historia trata sobre aquellos valores morales y religiosos que no vemos por ser egoístas y no querer salir de aquél reloj. Pues Nina logra salir bajo el arrepentimiento de casi haber cometido el peor error de su vida: abortar a Bella.
    La película nos da la enseñanza de que Dios a veces permite que ciertas cosas nos sean quitadas, pero a veces aquellas cosas que se nos quita, nos hacen salir del gran reloj vivo, nos hacen frenar, detenernos ante el tiempo que sigue pasando a nuestros ojos, frenar hasta caer en cuenta de que lo que creíamos ver claro… ya no es tan claro… y que la claridad se encuentra, exactamente, al tomar distancia de aquel reloj…
    “Dios me cerró los ojos, ahora puedo ver”

    por Gabriela González Martin y Claudio Ramos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s