Crítica Che, el argentino

cartel3Hace ya unos meses que Che, el Argentino fue estrenada en nuestro país. Probablemente muchos ya la habréis visto, fue todo un éxito de taquilla. Mi crítica va dirigida a todos aquellos recelosos, que como yo, han esperado a que Benicio del Toro reciba un Goya por su interpretación para dignarse a verla. “Demasiada acción y sangre para mi gusto”, pensé cuando fue estrenada. No sé porque…quizás me pilló en un momento baja de ánimos.

El caso es que Ché, el Argentino dirigida por el fantástico Steven Soderbergh (sobretodo en lo que a Traffic y Eric Brockovich respecta) e interpretada por el polifacético Benicio del Toro constituye la primera parte de The Argentine, cuya segunda mitad se estrenará, espero que dentro de poco, bajo el título de Guerrilla. Un historia demasiado larga que la producción ejecutiva no dudó en dividir en dos entregas, imagino que por eso de duplicar la caja, a sabiendas que iba a suponer todo un éxito entre el público.

A grandes rasgos, y antes de adentrarme en la trama que desarrolla el filme, os adelanto (a todos aquellos tardíos) que Che , el Argentino pertenece al género de la Biopic puesto que narra la vida del famoso guerrillero y revolucionario Ernesto ‘Che’ Guevara. Una historia basada tanto en su propio diario como en los libros de Jon Lee Anderson, periodista estadounidense especializado en la vida del revolucionario argentino.

escena1

Esta primera entrega narra los acontecimientos transcurridos entre 1955 y 1959, desde la forja de la revolución cubana de la mano del Che y Fidel Castro con la creación del Movimiento 26 de Julio, hasta la huída de Batista con la toma de la Ciudad de Santa Clara. Un periodo candente no sólo de la historia cubana, sino también de la universal, en la que comienza a fraguarse un nuevo tipo de socialismo y una nueva forma de entender la sociedad y la política, que actualmente afecta a gran cantidad de países latinoamericanos, inmersos en una nueva revolución, la Revolución Bolivariana.

Después de Diarios de Motocicleta en la que Walter Salles nos muestra cómo Guevara (Gael García Bernal) se descubre a sí mismo transformado por sus observaciones de la vida de los empobrecidos campesinos indígenas, llega Soderbergh y su nuevo y maduro Che Guevara (Benicio del Toro) ubicado en el momento cumbre de su fama y de su poder, después de la revolución cubana, pronunciando un discurso en las Naciones Unidas, reafirmando su compromiso con la lucha del Tercer Mundo contra el imperialismo de los Estados Unidos. Así arranca esta primera parte.

escena2

Más que un soldado, el Che es una figura glamurosa en el escenario mundial. Y así es como el director The argentine lo retrata. Un hombre invencible, un hombre comprometido con una buena causa y un hombre que no dudará en perder la vida, siempre y cuando sirva para cumplir sus objetivos. Pero de repente, y para sorpresa de todos, el Che desaparece. Como si lo hubieran borrado de la faz de la tierra. ¿Por qué ha dejado Cuba? ¿A dónde ha ido? ¿Está vivo?. Estas y más incógnitas acerca del Ché se intentan dilucidar en esta primera entrega, centrada en un periodo de idealización de Ernerto Guevara, antes de que los fusilamientos masivos del futuro gobierno mancillaran el ideal revolucionario, actos de los que el propio Che se defendió en la asamblea de las Naciones Unidas de 1964 y que también quedan reflejados en la película. Para mi gusto, una idealización un tanto exagerada, que se centra en la leyenda blanca de Guevara, dejando fuera cualquier punto oscuro de su personalidad o de las acciones que llevó a cabo.

A pesar de mi pequeña desavenencia en lo que al enfoque argumental respecta (exagerada idealización), debo demostrar mi admiración en cuanto al resultado final y global de la película. Una magnífica producción, una impecable realización y una maravillosa interpretación por parte de sus protagonistas hacen de Che, el Argentino toda una superproducción (acompañada, claro, de un presupuesto más que generoso).

escena31

En definitiva, una película por la que merece la pena pagar una entrada. No sólo por lo bonita y entretenida que resulta, sino por nosotros, por conocer un poco más acerca de personajes que de verdad revolucionaron, no sólo sus países, sino la sociedad internacional haciendo de sus ideales una bandera universal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s