Crítica Slumdog Millionaire

cartel10¿Quieres se millonario?…quién no…pensaréis. Aún recuerdo a Carlos Sobera, primero en Telecinco y más tarde en Antena 3 levantando su ceja de la suerte ante los compungidos concursantes que acudían a televisión con un único objetivo: acertar 15 preguntas y llevarse 50 millones. Originario de Reino Unido, el formato dio la vuelta al mundo. Llegó incluso a la India, donde consiguió convertirse en todo un fenómeno social. Millones de personas se reunían tarde tras tarde frente al televisor esperando ver como alguno de sus compatriotas conseguía alzarse con el gran premio de los 10 millones de rupias. Cantidad suficiente para cambiar de vida y convertirse en el nuevo millonario del país, como le ocurre al joven Jamal protagonista de la novela de Vikas Swarup y ahora también de la última película de Danny Boyle: Slumdog Millionaire.

Slumdog, para todos aquellos que no lo sepan, es como se les denomina a todos aquellos que viven en barrios marginales. Y Jamal, protagonista del último filme de Boyle, es uno de ellos. Nació en un barrio pobre de las afueras de Bombay y su vida en absoluto fue fácil.  Huérfanos él y su hermano Salim desde muy jovencitos no les quedó más remedio que buscarse la vida y sobrevivir a base de golpes. En su camino en solitario se cruzarán con Talika, otra niña huérfana que se unirá a ellos y de la que Jamal se enamorará desde el primer instante.

escena12

La cinta es un claro homenaje al cine indio, a esa gran fábrica de musicales conocida como Bollywood. Con una marcada fotografía anaranjada y actores debutantes en la mayoría de los casos el director británico consigue construir una originalísima historia, basada en la dura vida de un joven, criado en la calle, pero cuyo destino le brinda la oportunidad de ser feliz. Un canto a la esperanza, a la libertad y las segundas oportunidades.

La película más conmovedora del año y candidata al Oscar en las categorías más importantes arranca cuando el joven Jamal (Dev Patel) está a falta de una sola pregunta para conseguir el mayor premio dado por un concurso televisivo en India, el popular ¿Quieres ser millonario?. Debido a la falta de tiempo, el programa interrumpe su emisión y Jamal, que hasta ese momento había contestado correctamente a todas las preguntas, es arrestado y acusado de estafador y tramposo. Ni la organización del programa ni la policía creían que un joven criado en la calle fuera capaz de contestar a preguntas que ni siquiera licenciados habían podido descifrar: ¿Trampa u obra del destino?.

escena21

Esta es la incógnita que el filme irá respondiendo con una estructura plagada de flashbacks. Danny Boyle, utilizará de manera magistral el concurso y las preguntas que en él se plantean para ir desvelando capítulo a capítulo la vida del joven. Una historia que el mismo protagonista narrará al policía que le tiene arrestado para demostrarle que a todo aquello que contesta es porque tiene relación directa con su dramática vida, no porque haya hecho trampas.

Los flashbacks retroceden al público hasta cuando Jamal y Salim eran dos niños (perfectamente interpretados). Uno de los elementos técnicos y narrativos más utilizados por Danny Boyle en su filmografía y de la que ya es todo uno experto, como muy bien demuestra en este último trabajo, donde combina a la perfección los dos escenarios temporales de la historia. Escenarios reales tremendos y a veces terroríficos, donde Boyle navega con destreza entre el hambre y el glamour, entre los multitudinarios barrios y las escenas más intimistas.

A muchos os sorprenderá que una película de bajo presupuesto, rodada en oriente e interpretada por actores desconocidos haya causado tal furor a nivel internacional. Cientos de festivales le han premiado y miles de personas ya han acudido a las salas de cine de medio mundo a disfrutar de una de las mejores historias de este año. Una historia emotiva, tremendamente vital, impecablemente narrada y aún mejor interpretada, por un elenco que ha dejado de ser desconocido de la noche a la mañana y que destaca en cada una de sus apariciones en pantalla.

escena32

Slumdog Millionaire supone el resurgir de Danny Boyle como uno de los directores más admirados de la actualidad, gracias a haber hecho sentir al público, haberlo conmovido, emocionado, ilusionado y esperanzado con una fábula moderna memorable, cargada de crítica, acidez y dramatismo, al mismo tiempo que de humanidad, luz y amor.

Una gran película que nadie puede perderse y uno de esos perfectos ejemplos que demuestran la calidad cinematográfica y que animan al público a seguir amando al cine.

Más información: ficha técnica y trailer de la película

Anuncios

8 Respuestas a “Crítica Slumdog Millionaire

  1. Pingback: Slumdog Millionaire. Estreno 13 de febrero « Cine, películas, críticas de cine y estrenos

  2. Pingback: Galería de imágenes de la 81 edición de los Oscar « Cine, películas, críticas de cine y estrenos

  3. Pingback: Palmarés de la 81 edición de los Oscar « Cine, películas, críticas de cine y estrenos

  4. Pingback: Oscar 2009. La mirada de la esperanza « Cine, películas, críticas de cine y estrenos

  5. la pelicula esta nuy buena

  6. El baile al final es una pedorrada!

  7. “CASI” BODRIO
    Lo peor de la película, los actores y narrativamente. Lo mejor, la colocación de la cámara y una fotografía bastante aceptable. Se salva la interpretación de los niños.

    Dev Patel: Cuando lo torturan, ¿pero, es que disfruta con ello?.
    Cuando le preguntan, tanto si sabe la respuesta o cómo si no, pone la misma cara, ¿Por qué? Por cierto: es la misma que la de la tortura… ¿Exigencias del director o es que no saben más?

    Digo mala narrativamente, porqué no se puede explicar en dos horas lo que se puede en media hora. Excesivos cortes de plano y muchos flashbacks que hace que pierdas el hilo argumental y en definitiva el interés por la película.

    Y la guinda, el final… totalmente previsible por no hablar del bailecito…

    Conclusión: Película aburrida con una pésima interpretación y una dirección que no sabe por dónde anda. Un “Oscar” para los señores de la academia (eso era ironía).

  8. De lo peor que he visto en toda la historia de la humanidad. El romance es tedioso y forzado, las tomas de pobreza extrema de la India me dan nauseas y ningún personaje logra caer bien. ¡¡RACISTA!! Esa es la palabra para describirla. El presentador llamando a los polis, sin ninguna prueba de que “ha hecho trampa” y van y lo torturan de manera ilegal y porque?? Por un ESTÚPIDO CONCURSO. Esta película es TODA DEFINICIÓN DE LA PALABRA RACISTA. No es solo la peor película oscarizada que me he sentado a ver, es también la película más erróneamente sobrevalorada que he visto. Ninguna película ha logrado cabrearme tanto. ¡¡THIS MOVIE SUCKS!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s