Crítica Lejos de la Tierra Quemada

cartel2Ya llegó a los cines españoles el primer proyecto como director del guionista mexicano Guillermo Arriaga, alabado por unos y vilipendiado por otros, sobre todo por aquellos que le acusan de excesiva complejidad en la construcción de sus historias, que tan famosas hizo González Iñarritu, o que tan famosas le hicieron al director mexicano, no lo sé… Ahora, a partir del inicio de sus carreras en solitario y después de compartir éxitos como Amores Perros, 21 Gramos y Babel, lo descubriremos.

Lejos de la tierra quemada es su prueba de fuego, no sólo como director, su primera experiencia al respecto, sino como guionista. Con esta película seremos capaces de dilucidar si su talento era inflado por la habilidad de Iñarritu al dirigir sus historias, o por el contrario, era él quien daba al cineasta mexicano ese toque original que hasta el momento le ha hecho diferenciarse en el circuito internacional. Sea como fuere, no podemos obviar que el tándem Iñarritu-Arriaga constituía una de esas beneficiosas simbiosis culturales que aportaban a la cinematografía universal un toque original, genuino y propio de dos verdaderos artistas. Seguro que su separación la lamentaremos más de uno.

Fan de Iñarritu y, por consiguiente, de su magnífico guionista Guillermo Arriaga conseguí colarme en el preestreno de Lejos de la Tierra Quemada, su nueva ópera prima como guionista y, como ya sabéis todos, su primer proyecto como director, un film romántico envuelto en misterio acerca de una mujer con los nervios a punto de estallar que emprende un viaje emocional hacia el momento crucial de su vida en el pasado.

escena2

La protagonista de esta nueva historia es Sylvia (Charlize Theron), una bella gerente de un restaurante cuyo comportamiento profesional y sereno enmascara la tormenta sexual que hierve en su interior. Cuando un extranjero procedente de Méjico la enfrenta a su misterioso pasado, Sylvia se ve lanzada a un viaje a través del espacio y del tiempo inextricablemente poniéndola en contacto con personajes dispares que forcejean con sus propios destinos románticos. Y cuya relación, tal y como acostumbra el guionista mexicano, se descubrirá en la traca final del festejo cinematográfico.

Lejos y cerca del cine al que nos tenía acostumbrado con su anterior colaborador González Iñarritu, Guillermo Arriaga nos presenta una historia diferente en cuanto a técnica pero muy cercana en cuanto a forma y guión. Una historia que narra utilizando su marca habitual: la no linealidad en la concatenación  de las acciones. Una habilidad explotada en anteriores guiones, que no siempre tiene por qué funcionar. Ya lo comprobamos con Babel, y lo volvemos a confirmar con esta nueva apuesta. En Lejos de la tierra quemada sobra este tipo de complicada narración, que en vez de aportar información lo único que consigue es despistar al espectador. No obstante, reconozco que en esta ocasión la trama es más sencilla y previsible; intuyo en esta decisión pinceladas de prudencia y paciencia, las madres de la sabiduría.

escena11

Dejando de lado los aciertos y errores de un filme, que considero portentoso y acertado en muchos pasajes, sí me gustaría remarcar mi escasa comunión en muchos momentos con la realización. Destaco su bonita fotografía y su acertado encuadre, pero sin embargo discrepo de los muchos elementos que el director ha utilizado para diferenciar las diferentes épocas (entendidas como espacios de tiempo, no como etapas históricas). Al principio crees que utiliza el azul y la poca luz para la actualidad donde se encuentra Charlize Theron y por otro lado los colores cálidos y ambientes sobrecargados para su pasado donde se encuentran Kim Basinger y la joven Jennifer Lawrence. Aunque avanzada la trama, más concretamente cuando entran en juego la historia de la avioneta, descubres que los colores los utiliza para diferenciar el espacio, y la vestimenta y maquillaje para diferenciar los tiempos. Un aspecto poco logrado que durante un momento despista al espectador y lo lleva a la confusión.

En su salto (esperemos no mortal) a la dirección ha contado con colaboraciones de lujo. En el apartado técnico su mano derecha ha sido el oscarizado Robert Elswit (Embriagado de amor y Pozos de ambición), quien ha conseguido romper con la ruda textura cinematográfica propia de Iñarritu y otorgarle una fotografía más fina y bella. Mientras que en el elenco actoral ha contado con rostros internacionales que le han servido para llevar a cabo una potente campaña de promoción: Charlize Theron, Kim Basinger, José María Yazpik y Joaquim de Almeida. Todos ellos correctos en sus intervenciones, aunque ninguna que pueda destacar.

Más información: ficha técnica y trailer

Anuncios

2 Respuestas a “Crítica Lejos de la Tierra Quemada

  1. Pingback: Lejos de la tierra quemada. Estreno 13 de marzo « Cine, películas, críticas de cine y estrenos

  2. Amigos, os informamos de que hemos añadido esta crítica a nuestro crisol de comentarios en Fila Crítica:
    http://www.filacritica.com/?mod=verPelicula&id=85

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s