Imago Mortis. Estreno el 24 de julio

IMAGO MORTIS (estreno 24 de julio)

imago_mortisGénero: Misterio-Thriller
Producción: España-Italia
Director: Stefano Bessoni
Intérpretes: Alberto Amarilla y Oona Chaplin

Sinopsis: A finales del siglo XVII, mucho antes de la invención de la fotografía, un científico llamado Fumagalli estaba obsesionado con la idea de la reproducción de las imágenes. A lo largo de sus experimentos descubrió la “Tanatografía”: descubrió que era posible reproducir en un soporte sensible, la última imagen fijada en la retina de una víctima, extrayendo sus globos oculares justo después de su muerte. Sus experimentos justificaron sus crímenes, pero una vez descubierto, Fumagalli fue condenado a muerte y ajusticiado. Sin embargo, esos mismo crímenes y esos mismos rituales parecen repetirse en nuestros días, sembrando el pánico en una escuela internacional de cine… Bruno (Alberto Amarilla), estudiante español de dirección en la escuela internacional de cine Murnau, se enfrenta, junto al resto de sus compañeros, a la prueba de final de curso del temido profesor Gustav Olinski (Alex Angulo), conocido por el sobrenombre de Caligari por su fijación por el cine expresionista. Más información.

Anuncios

2 Respuestas a “Imago Mortis. Estreno el 24 de julio

  1. Pingback: Estrenos de cine. Semana del 24 de julio « Cine, películas, críticas de cine y estrenos

  2. Ad Maiorem Mediocritas Gloriam
    ¡Santo Dios! ¡Qué cosa más mala de película! ¿A qué pobre diablo se le habrá ocurrido producir, dirigir o interpretar este bochornoso bodrio, deslavazado y aburrido a manos llenas? No quisiera ser despiadado, pero decidan si no ustedes cuando vean a un tal Alberto Amarilla en casi todos los planos y escenas sin contar nada, con una vocecita ridícula, procurando hacernos sentir miedo o estupor cuando no pena.
    Un tanatoscopio (averigüen qué coño es este aparato del siglo XVI y para qué sirve y sabrán de qué va la película de las narices o de los ojos, en este caso) da pie a unos insensatos a creer que se puede retratar el momento último de la muerte (de los otros, no vaya a ser que las preclaras mentes científicas se pierdan por hacer experimentos consigo mismos); un frágil alumno -de fotografía y cine, supongo, en una universidad que no queda claro si es inglesa, americana o europea- que responde al apodo cariñoso de “Calavera” por su tez blanquecina y lechosa, empieza a ver muertos por doquier (en realidad son dos los muertos, y el doquier son los interiores de la venerable institución docente y sus aledaños)… y no busquen más, porque el tal “Calavera” se pasa los 90 largos minutos poniendo cara de haber visto dos merluzas preparando una lubina al horno… ¡Dios, y la música, qué música, quién es el músico que me lo cargo!
    Una cosa les pido a productores de cine: Eviten, en la medida de lo posible, las coproducciones. Ésta que es de Italia, España e Irlanda (tres países católicos por excelencia, y, por extensión, y con un cine a ratos talentoso, casi siempre, pesado y con mucho pasado), no es para descrita. Salí de la sala de proyección (mi casa) bostezando, como se suele, con ardor de estómago y una mala hostia sin consagrar que para sí quisieran los adoradores del diablo.
    Ni la vean, ni se molesten… y si lo hacen, no duden en escribir una crítica aún más ácida, si cabe, que ésta que acaban de leer. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s