Disney y Marvel, una unión con superpoderes

Sin duda alguna la noticia de la semana: las dos factorías de personajes más importantes del mundo se unen a través de uno de los acuerdos más sonados del verano. Las opiniones en la red no se han hecho esperar. A escasos minutos de hacerse oficial la operación, las críticas positivas y negativas empezaron a bullir en la red. Hay opiniones para todos los gustos, aunque el tufillo negativo ya se ha dejado escapar por alguno de los rinconcillos más oscuros de internet.

Nadie puede negar y obviar el afán expansionista de Disney. Después de décadas cosechando éxito tras éxito, gracias a sus románticos personajes: Mickey, El Pato Donald, La Cenicienta, La Bella Durmiente… la empresa fundada por Walt Disney decide dar en 2006 un paso decisivo en su apertura a nuevos mercados: compra Pixar, una compañía de animación por ordenador especializada en 3D. Esta adquisición le cuesta al creador de Mickey 5.200 millones de euros, pero a cambio se suma a su emporio de personajes, entrañables compañeros de fatiga como: Woody y Buzz Lightyear (Toy Story), Nemo o Los Increíbles.

Después de explotar al máximo el target infantil, la compañía ha visto en la compra de Marvel un nuevo público al que dirigirse. En esta ocasión no tan infantil. Puesto que los héroes de cómics nunca han entendido de edades, haciendo las delicias de niños y no tan niños, que ven en Spiderman, el Capitán América, Hulk o Los Cuatro Fantásticos sus modelos a seguir.

Con esta nueva compra, Disney busca reforzar su posición en el segmento de audiencia de hombres jóvenes, además de consolidarse como referente en el mundo de la animación y ganar cuota de mercado ante sus grandes rivales de Hollywood: Time Warner, Universal, Fox, Paramount, DreamsWorks o Sony Pictures.

Pocas horas después de conocerse la noticia, el mundo internauta ya comenzaba a hacer sus primeras elucubraciones. Me gustaría destacar el caso de Superpunch, un bloguero que augura la posible trasformación de la compañía. Su original propuesta consiste en una serie de aglutinadas ilustraciones en las que la apariencia de algunos de los personajes insignia de Disney comienzan a sufrir una extraña mutación. A continuación os dejo con algunos ejemplos. Valorad vosotros mismos.

 goofy

Ah! Se me olvidaba…la compra le ha costado a Disney la nada desdeñable cantidad de 2.800 millones de euros (4.000 millones de dólares). Por si a alguien le interesaba…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s