Crítica ¡Qué les pasa a los hombres!

cartelComo que ¡Qué les pasa a los hombres!…!Qué nos pasa a las mujeres! Que siempre somos las protagonistas tontas de todo este tipo de comedias…No sé cómo no nos cansamos de ser objeto de estudio de memeces como las que en este filme se tratan. Claro que hay mujeres demasiado soñadoras, amantes del matrimonio y adictas a las nuevas tecnologías, pero en la misma proporción que los hombres. ¿A quién pretenden engañar?. Menos mal que se acuerdan de retratar al típico “eterno enamorado amigo de la chica quapa que no le quiere de la misma manera”, que sino pensaría que somos las mujeres las únicas que confundimos las señales. Tonterías…Me parece muy bien que Hollywood siga ganándose la vida con comedias de medio pelo, pero que se atenga a las consecuencias, como por ejemplo el agote de la paciencia del público que va al cine esperando ver una cosa y al final se encuentra con otra: una comedia de segunda con una realización y un guión propios de una mente no muy brillante.

La historia, como últimamente les suele ocurrir a todas las comedias románticas que se estrenan, tiene mucho de romántica y poco de comedia. Parece que la risa ha desaparecido por completo de este género, dando paso al nuevo dramón hollywoodiense del siglo XXI. ¡Qué les pasa a los hombres! es un buen ejemplo de este género floreciente. Una historia coral protagonizada por cinco mujeres incapaces de comprender las señales amorosas masculinas. Todo un reto para nosotras, parece ser. Menos mal que el cartel incluye rostros guapos y guapas, sin duda, el anzuelo que la productora Flowers Filme, propiedad de Drew Barrimore, ha utilizado para engañar al público y hacerle que acuda al cine a verla.

escena1

Como he dicho anteriormente, nos encontramos ante una historia coral, por lo tanto, carente o llena de protagonistas, según como lo veamos. Por un lado tenemos a Gigi (Ginnifer Goodwin), una chica atractiva e inteligente pero con una grave defecto: no sabe interpretar las señales masculinas, una falta de virtuosismo que le ha hecho hacer el ridículo muchas veces en su vida con los hombres. Gracias a Dios conoce a Álex (Justin Long), amigo del último chico con el que sale y su salvador. Él se convertirá en su maestro…adivinad cómo termina la historia. Por otro lado tenemos a Beth (Jennifer Aniston) y Janine (Jennifer Connelly), ambas compañeras de trabajo de Gigi. La primera lleva siente años viviendo con Neil (Ben Affleck) hasta que decide amenazarle con separarse si no se casa con ella. La segunda está casada con Ben (Bradley Cooper) y parece ser que por amenazarle de la misma forma que la anterior. Ben a su vez conoce a Anna (Scarlette Johanson) una atractiva profesora de Yoga con la que mantendrá un acalorado idilio que durará más bien poco debido a la indecisión y mal que hacer del chico. A parte, tenemos a otros dos personajes más: por un lado Conor (Kevin Connolly), un agente inmobiliario profundamente enamorado de Anna, que a su vez es amigo de Álex y Mary (Drew Barrymore), una adicta y víctima sentimental de las nuevas tecnologías. No sé si os habrá quedado claro…explicado en papel parece más complicado de lo que realmente es.

escena4

Las actuaciones no son excepcionales, pero sí lo único salvable de la cinta. La aparición en escena de la mayoría de los actores que intervienen en la película sube el listón de una historia mal contada, con un guión pobre, una realización “ni fu ni fa” y un montaje que muchas veces dan ganas de coger al técnico y estrangularlo. Aunque debo advertir que hay unos papeles mejor que otros. Dos de ellos sobran, no aportan nada. En primer lugar el de Drew Barrymore, su personaje es nulo dentro de la historia, no tiene ninguna trascendencia. Y el otro es el de Kevin Connolly, un pobre chico que tarda un largo tiempo en darse cuenta de que la chica de la que está enamorado no le quiere de la misma forma.

A parte, hay otros dos personajes más, que aunque en esta ocasión me gustan y los veo imprescindibles en el desarrollo de la historia, creo que están mal adjudicados. Este es el caso de Álex y Ben, interpretados por Justin Long y Bradley Cooper. Creo que en esta ocasión el papel de guaperas el “terror de las nenas” se lo debían haber adjudicado a Bradley Cooper. Él debía haber sido el soltero de oro que al final acaba enamorándose de Gigi. Por lo menos estéticamente hubiese tenido más sentido. Aunque entiendo el sentido de esta descarriada elección: Justin Long es el novio de Drew Barrymore y seguro que para ella el galán de la película. Ante la opinión de la productora no hay observación que valga…aunque sigo pensando que mi propuesta (y seguro que la de muchas más) hubiese triunfado más.

escena-3

Después de todo lo que os he dicho tampoco creo que sea necesario añadir una valoración final. Está claro que no es la peor película que he visto en mi vida, pero está muy lejos de ser una de mis favoritas. Os recomiendo que evitéis acudir al cine y esperéis a que salga en DVD y poder alquilarla uno de esos domingos por la tarde que no sabéis que hacer con vuestra vida. No se merece nada más.

Más información: Ficha técnica y trailer

Anuncios

2 Respuestas a “Crítica ¡Qué les pasa a los hombres!

  1. Pingback: Qué les pasa a los hombres. Estreno el 3 de septiembre « Cine, películas, críticas de cine y estrenos

  2. Que reparto!! jeje, pero no me atrae en lo más mínimo esta peli…

    Ya está mi crítica de El Secreto de sus ojos. Te invito a que te pases a leerla y comentar qué te pareció.

    Un abrazo!!

    Te espero!

    PM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s